La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé

Consultas obstétricas en tiempos de coronavirus

¿Cómo actuar?

Para evitar la propagación del coronavirus es importante quedarse en casa. Pero por otra parte, los controles y estudios de rutina son esenciales para toda embarazada. Y aquí es cuando surgen los interrogantes. Si me toca realizar la consulta obstétrica durante la cuarentena por coronavirus, ¿debo ir o no? Si tengo que hacerme la ecografía, ¿voy o espero?

¿Voy o no voy al consultorio?

Las consultas obstétricas de rutina son primordiales, ya que permiten al profesional hacer un seguimiento de la gestación y evaluar el estado de salud de la mamá y del bebé. También es el espacio ideal para que la mujer pueda evacuar las dudas típicas de esta etapa. Por esto, todos los controles son necesarios y muy importantes.

Debido a la pandemia por coronavirus, en la actualidad la mayoría de los sanatorios y sistemas de salud están instrumentando un método de consultas virtuales para evitar que las embarazadas (y pacientes en general) concurran a los hospitales y a las guardias.

Obviamente esto no siempre es fácil de implementar, ya que para poder realizar una consulta médica por videollamada se requiere que tanto el profesional como la paciente cuenten con una computadora, un micrófono, una cámara y acceso a Internet, o en su defecto con un celular Smartphone (que permite utilizar cámara y micrófono).

Visitas presenciales, ¿cuándo son necesarias?

Siempre que sea posible, las consultas se realizan por videollamada. Por supuesto que el obstetra debe intentar discernir cuáles son las citas que pueden esperar, y cuáles no.

Sin embargo, en ocasiones la consulta virtual no es opción. Tal es el caso, por ejemplo, de las embarazadas que cursan el último mes de gestación, que requieren de un monitoreo fetal y un riesgo quirúrgico, y deben realizar una consulta presencial.

¿Qué hacer si la cita no puede posponerse o no es posible llevarla a cabo en forma virtual? Se realiza en la manera habitual, pero tomando los recaudos que la situación amerita: evitá darle la mano al profesional (mucho menos un beso), no te toques el rostro, higienizá tus manos con alcohol en gel frecuentemente, y mantené una distancia de 1,5 m. Esto último no siempre resulta sencillo en la práctica, ya que en ocasiones es necesario hacer una ecografía o un examen vaginal.

Los estudios de rutina

A lo largo de la gestación hay estudios y análisis que resultan imprescindibles, ya que brindan información sobre la salud de la mamá y del bebé por nacer, y permiten descartar algunas patologías. Por este motivo, no hay que dejar de controlar el embarazo. En cada trimestre, es necesario realizar las ecografías, los análisis de laboratorio, y todos los estudios de rutina que el médico indique. Del mismo modo, es importante que la futura mamá respete a rajatabla el calendario de vacunas.

Consultas obstétricas en tiempos de coronavirus

¿Las futuras mamás son más vulnerables al Covid-19?

Las embarazadas tienen las mismas probabilidades de contagiarse el coronavirus covid-19 que el resto de la población. Por otra parte, todos los estudios realizados hasta la fecha descartan la posibilidad del contagio vertical, es decir, una mujer embarazada infectada con coronavirus no lo transmite al feto.

Nacer en tiempos de cuarentena

Si estás transitando la etapa final del embarazo seguramente tendrás cientos de interrogantes sobre cuáles son los pasos a seguir cuando el trabajo de parto comience. Lo cierto es que, los bebés nacen cuando quieren; no saben de esperas y mucho menos qué ocurre en el mundo exterior. ¿Qué hacer entonces si advertís que el parto se avecina? Llamá a tu partera o a tu obstetra, o concurrí a la guardia, y tu bebé nacerá como en cualquier otra época.

Eso sí: cuando te dirijas a la maternidad seguí todas las recomendaciones de prevención del Ministerio de Salud: mantené una distancia de 1,5 m del resto de las personas, lavate las manos con frecuencia (o higienizalas con alcohol en gel), no te lleves las manos al rostro, etc.

Luego del nacimiento del parto -y si las condiciones médicas de la mamá y del bebé lo permiten- la recomendación es que la internación sea lo más breve posible para reducir las posibilidades de contacto social.

Por Claudia Baschera
Asesoró:
Dr. Mario Sebastiani, Médico obstetra

Todos los derechos reservados a Ahora Mamá® 2020

Carter´s Big Sale 2020
También podría gustarte

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: