La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé

Náuseas en el embarazo: 15 consejos para evitarlas

Las náuseas son uno de los síntomas más comunes en la etapa temprana del embarazo. Afectan aproximadamente a la mitad de las futuras mamás, sin hacer demasiados distingos: las padecen tanto las primerizan como las que ya han tenido hijos, las jovencitas y las maduras, las morenas y las rubias. 

Se cree que son dos los factores que las originarían: los estrógenos y la gonadotrofina coriónica, una hormona que comienza a secretarse cuando el embrión se implanta en el útero, y que desencadena ciertos mecanismos que provocan la sensación nauseosa y, a veces, incluso vómitos. 

Al principio, la gonadotrofina coriónica muestra una curva ascendente, que después se estabiliza para comenzar a descender más tarde, alrededor de las semanas 12 a 14. De ahí que, por lo general, los síntomas tienden a desaparecer a partir del tercero o cuarto mes. 

Sin embargo, el nivel de estrógenos -relacionado con la función de la placenta- se mantiene en alza duranta todo el embarazo. Por eso, aunque es poco frecuente, algunas mamás pueden sufrir vómitos a lo largo de los 9 meses. 

Las náuseas…

  • Ocurren en 1 de cada 2 embarazadas.
  • Suelen aparecer a partir del mes o mes y medio de gestación. 
  • Pueden producirse en cualquier momento del día, aunque son más frecuentes por la mañana.
  • Se dan especialmente cuando el estómago está vacío o ante la percepción de olores o sabores fuertes.

15 tips para evitarlas

  1. Comé algo al despertar, antes de levantarte de la cama (tené algún alimento a mano en tu mesa de luz). De esta manera, se ponen en funcionamiento los procesos digestivos, que reducen el exceso de ácido en el estómago, y las náuseas se atenúan. 
  2. Levantate de la cama bien despacito, para evitar mareos. 
  3. Desayuná una vez que las náuseas hayan disminuido.
  4. Evitá los ayunos largos, ya que incrementan la sensación nauseosa.
  5. Fraccioná las comidas en raciones pequeñas. Comé con frecuencia (cada 2 ó 3 horas) para evitar que tu estómago permanezca vacío. 
  6. Incorporá alimentos ricos en carbohidratos, que son fáciles de digerir y proveen energía.
  7. Inclinate por las comidas frías: suelen tolerarse mejor que las calientes.
  8. Evitá los platos picantes, condimentados y grasosos, así como el café.
  9. Si tenés que tomar medicamentos o suplementos de hierro, lo mejor es que sea en gotas o inyecciones: los comprimidos aumentan la sensación nauseosa.
  10. Suspendé cualquier alimento que te provoque náuseas o malestar gástrico. 
  11. No te olvides: el cigarrillo está prohibido durante el embarazo.
  12. Tomá bastante líquido entre las comidas, sobre todo cuando las náuseas se acompañan de vómitos. Y si tenés vómitos frecuentes, consultá al médico para prevenir el riesgo de deshidratación.
  13. Evitá los viajes largos en auto, micro o tren: suelen provocar náuseas o vómitos.
  14. Tratá de descansar todo lo que puedas: la fatiga y el estrés acentúan el malestar. 
  15. Practicá ejercicio en forma moderada: puede ayudarte a aliviar las molestias.

Asesoró: Dr. Ignacio De Zúñiga, Médico Obstetra y Especialista en Reproducción

Todos los derechos reservados a Ahora Mamá® 2020

También podría gustarte

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.