La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé

Tapón mucoso: 8 preguntas, 8 respuestas.

Seguramente habrás escuchado hablar del tapón mucoso, pero no es mucho lo que se suele saber sobre él. Veamos de qué se trata.

1. ¿Cómo se forma?

Durante los días fértiles, las glándulas endocervicales situadas en el cuello del útero “fabrican” el moco cervical. Es una sustancia espesa, de color blancuzco y con una consistencia parecida a la claral de huevo. Su objetivo es reguardar a los espermatozoides de la acidez vaginal, para evitar que mueran. 

2. ¿Qué función cumple durante la gestación?

Cuando la mujer queda embarazada, el moco cervical se vuelve más denso y adquiere una nueva función: crear una especie de tapón que impida el ingreso de gérmenes a través de la vagina. Este “tapón mucoso” actúa como una suerte de escudo que protege al útero y al bebé de los microorganismos que habitan en los genitales maternos.

3. ¿Es, literalmente, un tapón?

Aunque se lo llama tapón mucoso, no es literalmente un “tapón”, sino de una sustancia densa que “cierra” el cuello uterino e impide la comunicación entre el útero y la vagina.

4. ¿Es verdad que se regenera?

Sí. El moco cervical se regenera a lo largo de toda la gestación, pero una parte se elimina por la vagina. Es el típico flujo que suelen tener muchas futuras mamás.

5. ¿En qué momento se expulsa?

Por lo general, se expulsa antes o durante el trabajo de parto, cuando el cuello del útero comienza a afinarse y dilatarse.

6. ¿Se desprende entero?

Puede desprenderse de una sola vez, o bien de a poco, sin que la mamá lo advierta. En ocasiones comienza a eliminarse en forma de una leve secreción, de manera paulatina y casi imperceptible, a partir de la semana 37 de gestación.

7. Yo no tuve tapón, ¿puede ser?

Aunque pase desapercibido, el tapón mucoso siempre está, más allá de que la mamá no note que lo está despidiendo o que ya lo expulsó. Aproximadamente 6 de cada 10 mujeres no se dan cuenta. 

8. Su pérdida, ¿es una señal de parto?

A veces, cuando la fecha de parto está próxima o bien después de que el obstetra realiza un tacto, suele aparecer una pequeña pérdida de color rosado: es ni más ni menos que parte del tapón mucoso que se ha desprendido. Si bien esto preanuncia que falta muy poco para el nacimiento del bebé, no implica que haya que salir corriendo a la maternidad. Lo mejor será consultar con el obstetra, y esperar señales más concretas de que el parto es inminente.

Asesoró: Dr. Ignacio De Zúñiga, Médico Especialista en Reproducción y Obstetra

Todos los derechos reservados a Ahora Mamá ® 2020

También podría gustarte

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.