La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé

10 plantas tóxicas y peligrosas para tu familia

Elemento decorativo por excelencia, las plantas purifican el aire, dan vida a los ambientes, y son lindísimas. Sin embargo, no todas son tan inofensivas como parecen. Aunque te cueste creerlo, muchas de las plantas que solemos tener en casa pueden ser tóxicas, y resultar muy peligrosas. 

Los bebés son exploradores natos, no lo olvides. Por su curiosidad, todo lo tocan y todo se llevan a la boca: esto los hace especialmente vulnerables. Por lo tanto, antes de que tu hijo comience a gatear, es preciso tomar recaudos: identificar las plantas tóxicas y ponerlas fuera de su alcance. 

10 plantas tóxicas para tu bebé y tu familia 

Las plantas fabrican sustancias que pueden resultar venenosas para el ser humano (e incluso para las mascotas), aunque no siempre lo sean para los pájaros y otros animales. Estas son las especies hogareñas más comunes que pueden provocar intoxicación. 

Hiedra inglesa (Hedera helix)

Hiedra inglesa

Partes tóxicas: toda la planta, pero en especial los frutos.

Vías de intoxicación: digestiva y cutáneo-mucosa.

Síntomas: Hojas: dermatitis, síntomas digestivos. Frutos: convulsiones, bradicardia, depresión del sistema nervioso.

Hortensia (Hydrangea)

Hortensia

Partes tóxicas: hojas y flores.

Vía de intoxicación: digestiva.

Síntomas: diarrea, vómitos, dolor abdominal. En dosis mayores, asfixia, taquicardia, paro respiratorio.

Potus (Epipremnum aureum o Pothos)

Potus

Partes tóxicas: toda la planta, pero sobre todo las hojas.

Vías de intoxicación: digestiva y cutáneo-mucosa.

Síntomas: ardor en los labios, en la boca y en la lengua; dificultad para tragar, salivación excesiva, vómitos.

Amoena o Dieffenbachia (Dieffenbachia seguine)

Diffenbachia

Partes tóxicas: toda la planta.

Síntomas: picazón, inflamación de la lengua, enrojecimiento de las mucosas, náuseas y vómitos, y pédida de la voz por algunas horas, asfixia.

Filodendro o Costilla de Adán (Philodendrum o Monstera deliciosa)

Philodendro o Costilla de Adán o Monstera

Partes tóxicas: toda la planta.

Vías de intoxicación: digestiva y cutáneo-mucosa.

Síntomas: ardor en los labios, en la boca y en la lengua; dificultad para tragar, salivación excesiva, vómitos.

Estrella federal, o Flor de Pascua o Flor de Navidad (Euphorbia pulcherrima)

Estrella Federal o Estrella de Navidad

Partes tóxicas: toda la planta.

Vías de intoxicación: digestiva y cutáneo-mucosa.

Síntomas: dermatitis de contacto, diarrea, vómitos, dolor abdominal.

Glicina (Wisteria)

Glicina

Partes tóxicas: semillas (no las flores).

Vía de intoxicación: digestiva.

Síntomas: náuseas, vómitos, dolor abdominal, cefalea, estado de confusión, síncope.

Lirio de la paz, o Espatifilo, o Cuna de Moisés (Spathiphyllum wallisii)

Lirio de la Paz o Cuna de Moisés o Espatifilo

Partes tóxicas: hojas.

Vía de intoxicación: digestiva.

Síntomas: dolor intestinal, irritación de garganta, boca, lengua y mucosas.

Laurel en flor o Adelta o Trinitaria (Nerium Oleander

Laurel en flor

 

Partes tóxicas: toda la planta.

Síntomas: dolor abdominal, diarrea sanguinolenta, vómitos y disnea, taquicardia, y en mayores dosis, arritmia o paro cardíaco.

*Vale aclarar que esta es una planta ornamental, y no el laurel utilizado como especia.

Oreja de elefante (Alocasia Macroohiza)

Oreja de elefante

Partes tóxicas: toda la planta, en especial hojas y tallos.

Vías de intoxicación: digestiva y cutáneo-mucosa.

Síntomas: ardor y dolor en la boca, náuseas, vómitos, edema de glotis. Irritación de la piel y ojos.

Lindas, pero peligrosas

La intoxicación por plantas domésticas constituye un motivo bastante frecuente de consulta en las urgencias pediátricas y centros de intoxicación. ¿Cómo se produce? Al tragar o morder las hojas, tallos, flores, semillas o frutos (vía digestiva), o por contacto con la savia (vía cutaneomucosa).

En cuanto a la toxicidad, puede ser local y manifestarse con irritación, quemadura e inflamación de las mucosas, o bien sistémica o generalizada, con consecuencias más graves, como daño renal, diarrea, parálisis, ahogo, calambres e incluso la muerte.

Consejos prácticos

  • Si tienes plantas de interior, ubícalas fuera del alcance de tu bebé.
  • Guarda las semillas y los bulbos en un sitio seguro, donde tu hijo no tenga acceso.
  • Recuerda que las plantas de la época navideña pueden ser tóxicas; entre ellas el muérdago y la flor de Pascua, de Navidad o de Nochebuena.
  • Enséñale a tu hijo que no debe meterse en la boca el tallo, las hojas, las flores, semillas o frutos de ninguna planta. 
  • No permitas que coma plantas silvestres, en particular hongos.
  • No hagas arreglos florales con plantas que no conozcas.

 

Qué hacer si tu hijo toma contacto con una especie tóxica 

Si se lleva una hoja o cualquier otra parte a la boca, no intentes hacerlo vomitar: enjuaga con abundante agua fría para tratar de eliminar cualquier residuo, pero con mucho cuidado, para evitar que algún resto pueda pasar a la vía respiratoria. En caso de que el contacto haya sido con la piel o con los ojos, lava la zona afectada con agua corriente, en forma inmediata y continua (al menos durante 10 a 15 minutos). En este caso, se recomienda una consulta dermatológica u oftalmológica.

Llama inmediatamente al servicio de urgencias si notas alguno de estos síntomas:

  • Dificultad para respirar.
  • Dificultad para tragar o dolor de garganta agudo.
  • Quemaduras en los labios o en la boca.
  • Convulsiones.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Somnolencia extrema.

Asesoró: Dra. Cecilia Torroija, Médica infectóloga infantil 

Todos los derechos reservados a Ahora Mamá ® 2020

Jumbo Club para vos & y tu bebé
También podría gustarte

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.