La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé
NUK mamadera control de temperatura

Lactancia materna: 20 buenas razones para amamantar

Un sinfín de beneficios convierten a la lactancia materna en el paradigma de la alimentación. Y las ventajas no son solo para el pequeño sino también para la mamá. La leche materna es, sin duda, el alimento por excelencia para el bebé. Algunos de sus atributos:

  • La leche materna cubre todas las necesidades alimenticias, porque contiene el exacto balance de nutrientes que el bebé necesita.
  • Tanto el calostro como la leche madura, contienen anticuerpos y células vivas que protegen al bebé de muchas enfermedades. 
  • La lactancia favorece un vínculo sólido y único entre mamá y bebé. Una relación de amor y enriquecimiento mutuo, basada en el diálogo íntimo entre ambos.
  • La leche materna es un alimento “inteligente”: su composición cambia a medida que tu hijo crece, para adaptarse a los diferentes requerimientos alimenticios y brindar el correcto balance de nutrientes. 
  • Se digiere mejor y más rápido que las leches fórmula. 
  • Contiene lactoferina, una sustancia con efecto bactericida. Además, favorece la absorción de hierro.
  • Es la forma más práctica de alimentar a tu hijo: la llevás siempre con vos, vayas donde vayas, está siempre disponible, y no se acaba nunca. 
  • Es siempre estéril, y a diferencia de los biberones, el “envase” de la leche materna no necesita esterilización alguna.
  • La lactancia es cómoda durante las horas de sueño: cuando tu bebé quiere comer, no tenés más que alzarlo y prenderlo a tu pecho, sin ningún tipo de preparativos. 
  • Está siempre a la temperatura ideal, y no es necesario calentarla antes de ofrecérsela al pequeño.
  • Podés amamantar durante el tiempo que desees: mientras tu hijo mame, tu cuerpo seguirá produciendo leche. 
  • Podés extraer tu leche y almacenarla en la heladera o en el freezer, sin que se alteren sus propiedades. 
  • Las leches maternizadas se compran. La leche materna es gratis.

Se puede amamantar durante todo el tiempo que la mamá desee: mientras el bebé succione, el organismo materno continúa produciendo leche.

Bebés más sanos

  • Los bebés que toman pecho se enferman menos, por lo que las visitas al pediatra se reducen considerablemente. Y si el pequeño no se enferma, los papás no deben ausentarse de sus obligaciones laborales.
  • Los niños alimentados con leche materna raramente se constipan, y sus deposiciones son más blandas.
  • La lactancia disminuye las posibilidades de padecer diarreas, dermatitis del pañal, otitis, alergias y infecciones del tracto respiratorio.
  • Los bebés amamantados tienen menos riesgo de padecer desnutrición y obesidad. Recientes estudios demostraron que la leche materna tiene un efecto protector contra la diabetes.
  • La lactancia contribuye al desarrollo de la mandíbula del bebé y favorece la correcta oclusión.

Ventajas también para mamá

  • En la mamá, la lactancia acelera la recuperación posparto, ayuda a que el útero se contraiga, y reduce el sangrado.
  • Las mujeres que amamantan a sus hijos durante un tiempo prolongado tienen menor incidencia de cáncer de pecho y de útero.

Todos los derechos reservados a Ahora Mamá ® 2020

Carter's
También podría gustarte

Dejá una respuesta