La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé

Día de la Niñez: buen momento para recordar los “Derechos del Niño”

El Día del Niño es una fecha en la que son protagonistas absolutos, agasajados con mimos y obsequios. Pero ¿alguna vez te preguntaste por qué se celebra? El 20 de noviembre de 1959, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) se reunió con el objetivo de reafirmar los derechos universales del niño. Como fruto de la convocatoria, se aprobó la “Declaración de los Derechos del Niño”, y se sugirió a los gobiernos que -una vez al año y en la fecha que consideraran conveniente- celebraran el Día del Niño. La festividad se consagraría a la fraternidad y a la comprensión entre los chicos de todo el mundo, y se destinaría a actividades orientadas a promover el bienestar infantil. 

En cada país se festeja en fechas distintas. Muchas naciones adoptaron la propuesta por la ONU (el 20 de noviembre), mientras que algunas eligieron otra. En Argentina, se celebra en agosto. 

Este día, más que nunca, es una excelente ocasión para recordar que miles de niños en todo el mundo no reciben el trato que corresponde. Esta es, entonces, una buena oportunidad para repasar los Derechos del Niño y velar para que se cumplan. 

Sexado Fetal Promo AhoraMama

Y por supuesto, una linda ocasión de celebrar el Día del Niño con tus hijos y con los demás peques de la familia: una jornada que quedará en su memoria, por siempre.

Derechos inalienables

La Declaración de los Derechos del Niño establece diez principios. Todo niño, sin excepción, tienen derecho a:

  • No ser discriminado por motivos de raza, color de piel, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea propia o de su familia. 
  • Gozar de una protección especial para desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal. 
  • Tener un nombre y una nacionalidad, desde su nacimiento. 
  • Crecer y desarrollarse en buena salud, disfrutando de alimentación, vivienda, recreación y servicios médicos adecuados. 
  • Recibir tratamiento, educación y cuidados apropiados cuando se trate de un niño física o mentalmente impedido. 
  • Contar con la comprensión y el amor de sus padres, y crecer en un ambiente de afecto y seguridad moral y material.
  • Recibir educación gratuita y obligatoria, y disfrutar plenamente de juegos y actividades recreativas.
  • Figurar entre los primeros que reciban protección y socorro en cualquier circunstancia.
  • Ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación, e impedir que trabaje antes de una edad mínima adecuada. 
  • Ser criado con un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos y hermandad universal. 

Todos los derechos reservados Ahora Mamá ®

También podría gustarte

Dejá una respuesta