La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé
NUK mamadera control de temperatura

Mi bebé está constipado, ¿qué hago?

Al igual que los adultos, hay bebés que hacen caca a diario, otros cada dos días, y a algunos les cuesta bastante más evacuar el intestino. Y lo primero que la mamá piensa es que el bebé está constipado. Desde el punto de vista clínico, se habla de constipación cuando las deposiciones son menos de 3 por semana, o bien cuando las heces son grandes y duras, y las evacuaciones dolorosas. Esto quiere decir que no solo hay que considerar la cantidad sino también las características de las deposiciones. 

Por qué se constipan

¿Es posible que los bebés -que se alimentan exclusivamente con leche- se constipen? Sí, es posible. Y esto depende básicamente de la cantidad y del tipo de leche con que son alimentados. 

Los bebés que toman pecho suelen evacuar alrededor de 3 veces al día, las heces son blandas y de color amarillento, y es sumamente raro que se constipen. Algunos pueden hacer caca con menos frecuencia, porque la leche materna se absorbe casi en su totalidad y es muy poco lo que se elimina por la materia fecal. Pero eso no significa que estén constipados. 

Ahora Mamá Expo 2022

En cambio, los bebés que se alimentan con fórmula suelen defecar solo 2 veces por día y son más propensos a constiparse debido, básicamente, a la composición de las leches maternizadas. 

Dado que todo cambio en la alimentación provoca una modificación en las deposiciones, no es raro que, cuando comienzan a incorporar leche de vaca, los niños se constipen. 

Otra situación frecuente de estreñimiento se evidencia alrededor de los 18 meses, cuando los pequeños empiezan a controlar esfínteres. A esa edad, ya son capaces de experimentar la sensación de intestino lleno, es decir, las “ganas de hacer caca”, pero como aún no pueden decidir cuándo evacuar, a veces se asustan y tienden a retener. 

Ahora Mamá Expo 2022

También es habitual que se constipen cuando en la familia se producen cambios importantes, como una mudanza, el nacimiento de un hermanito o durante las vacaciones.

Y a todos estos motivos hay que sumar, además, las dietas pobres en fibra y el excesivo consumo de lácteos. 

Para que tengas en cuenta, en el 90% de los casos la constipación infantil tiene origen funcional (cambios en la dieta, demora en la maduración de los mecanismos de evacuación o intolerancia a la leche de vaca), y solo un 10% puede atribuirse a causas orgánicas, como enfermedades o trastornos metabólicos o endocrinos. 

De todas maneras, con una buena alimentación y los debidos cuidados, tu hijo logrará un ritmo evacuatorio apropiado para cada etapa de su crecimiento. 

¿Sabías que los bebés que toman leche de fórmula son más propensos a constiparse?

Consejos para evitar la constipación

  • Procurá que comience el día con un buen desayuno. 
  • Asegurate de que beba abundante cantidad de agua y líquidos: ayuda a que las heces se desplacen más fácilmente por el tracto intestinal. 
  • Ofrecele una adecuada cantidad de vegetales y frutas.
  • Andá incorporando, de a poco, mayor variedad de alimentos a su dieta.
  • Incentivalo para que haga ejercicio (jugar a la pelota, andar en bicicleta, correr): la actividad física estimula los movimientos del intestino.
  • Si es propenso a constiparse, moderá el consumo de lácteos: una ingesta excesiva puede agravar la situación. 
  • Reforzá la cantidad de fibra con frutas, vegetales, harinas y cereales integrales. Si el pediatra lo autoriza, podés suplementar las comidas con salvado de trigo (por ejemplo, mezclado en un puré o postre lácteo).
  • Evitá el exceso de alimentos grasos, azucarados o con almidón (pueden enlentecer los movimientos del intestino). 

Tips para aliviar la constipación

  • Si tu bebé se alimenta con leche de fórmula, controlá que la dilución sea la correcta.
  • Ofrecele agua adicional: el agua ablanda las heces, de modo que tu bebé podrá eliminarlas más fácilmente.
  • Cuando veas que está haciendo fuerza, flexionale las piernitas sobre el abdomen.
  • Si está acostado y notás que quiere hacer caca, levantalo de la cuna y sostenelo de manera que pueda apoyar los piecitos y empujar, como si estuviera en cuclillas (es la posición más natural para evacuar). De esta forma, la presión que haga con su abdomen resultará más eficaz.
  • Si tiene más de 6 meses, ofrecele abundante líquido y alimentos que favorezcan el tránsito intestinal.

Alimentos que ayudan

  • Sopa de avena
  • Sopa de verdura
  • Puré de zapallo
  • Zapallitos
  • Espárragos
  • Legumbres 
  • Verduras de hoja
  • Remolacha
  • Jugos naturales
  • Frutas frescas (naranja, pera, uva)
  • Compota de frutas 

Asesoró: Dra. Mariana Moretti, Médica Pediatra y Especialista en Nutrición

Todos los derechos reservados Ahora Mamá ® 

Carter's
También podría gustarte

Dejá una respuesta