La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé

Ñoquis de papa súper livianos

Nada mejor que unos buenos ñoquis de papa caseros y tener esa sensación de que casi, casi, se deshacen en la boca. Una receta fácil, económica y riquísima, para tu hijo y para toda la familia.

+12 meses

Apto para freezer.
Rinde 4 porciones.

Vas a necesitar:

  • 1 kilo de papa
  • 300 g de harina leudante
  • 1 huevo
  • 50 gramos de queso rallado
  • 1 cucharadita de sal

Preparación:

Lavar bien las papas, y cocinarlas en agua con la cáscara. Una vez que estén completamente cocidas, quitarles la piel. Con un pisapuré, hacer un puré seco (sin agregar manteca ni aceite). Dejarlo enfriar.

Sexado Fetal Promo AhoraMama

Colocar el puré sobre la mesada, hacer un hueco en el centro y agregar el huevo, la sal y el queso rallado. Tamizar la harina encima del puré y mezclar para integrarla, pero sin amasar (caso contrario, los ñoquis quedarán duros). Debe quedar una masa suave.

Espolvorear la mesada con harina. Dividir la masa en trozos. Formar “choricitos” de masa rociando con un poco de harina, para evitar que pegue. Cortar los ñoquis y espolvorearlos con harina. Si se quiere, pasarlos por una ñoquera (también se los puede dejar en forma de almohaditas).

Cocinar los ñoquis en tandas, en abundante agua hirviendo. En cuanto suben a la superficie, dejarlos hervir 1 minuto y retirar.

Para congelar

Si vas a preparar ñoquis para congelar, es conveniente agregar un poco más de harina a la preparación. Una vez realizados, distribuir los ñoquis separados entre sí en una placa cubierta con un separador. Una vez congelados, colocar dentro de una bolsa de freezer. En el momento de cocinarlos agregarlos directamente a una olla con abundante agua hirviendo.

Tips para tener en cuenta

  • Antes de introducir nuevos alimentos a la dieta de tu bebé, siempre es preciso consultar con el pediatra: cada niño es diferente y puede tener restricciones alimentarias específicas.
  • En las primeras comidas, comenzar con pequeñas cantidades de comida y observar la reacción del bebé. 
  • Antes de ofrecerle la comida al bebé, comprobar que la temperatura sea la adecuada. 
  • Supervisar siempre al bebé mientras come. 
  • Introducir los alimentos de manera gradual, uno por uno, para detectar posibles alergias o intolerancias.
  • Es importante consultar con el pediatra antes de realizar cualquier cambio en la alimentación del niño.

¡Ojo! Si se amasa mucho, los ñoquis quedarán duros.

Todos los derechos reservados Ahora Mamá ®

También podría gustarte

Dejá una respuesta