La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé
NUK mamadera control de temperatura

¿Pueden infectarse perros y gatos de COVID-19?

La aparición del virus COVID-19 hizo que todo se modificara. Nuestra forma de vivir, de trabajar y de relacionarnos, y también nuestros hábitos y costumbres. Hoy en día todos sabemos qué medidas tomar para protegernos del COVID-19. Pero aún quedan interrogantes. Y muchos de ellos en relación con nuestras mascotas. Sin duda hoy, perros y gatos ocupan un rol y un lugar especial dentro de la familia. A continuación, las preguntas más frecuentes.

¿Se pueden contagiar?

Se ha demostrado que, en ocasiones particulares, algunos perros y gatos contrajeron el virus, y se supone que se han contagiado de sus dueños infectados. Por lo que se sabe, los gatos probablemente sean más susceptibles a contraer la enfermedad que los perros. Esto se debería, entre otras cosas, a la gran similitud que existe entre la proteína ACE2 humana y la felina, que es la “puerta” para que el virus pueda ingresar a la célula blanco. Sin embargo, si bien en condiciones de laboratorio se confirmó que puede haber contagio entre gatos (Halfmann et al., 2020), la transmisibilidad sería baja y se iría atenuando con los sucesivos pasajes del virus entre los felinos (Bao et al., 2021). 

¿Cuáles son los síntomas de los animales infectados?

La mayoría de los animales contagiados de COVID son asintomáticos. En forma muy ocasional se reportaron cuadros gastrointestinales (pérdida del apetito, vómitos y diarreas) y/o respiratorios (secreción nasal, conjuntivitis, estornudos y tos) especialmente en gatos, que resolvieron favorablemente y sin complicaciones. 

De todas formas, es importante tener en cuenta que, cuando una mascota tiene algún síntoma fuera de lo habitual, siempre se deben descartar otras patologías, y todos los estudios deben ser realizados por un profesional veterinario.  

¿Es factible que las mascotas puedan transmitir la enfermedad a las personas? 

Hasta la fecha no hay evidencia de que los perros y los gatos sean fuentes de infección del COVID-19 para los seres humanos, de acuerdo con la información brindada por los organismos sanitarios internacionales. Por lo que sabemos hasta el momento, tampoco serían reservorio de este virus. 

Las mascotas requieren una tenencia responsable. Esto incluye visitas periódicas al veterinario, que será quien indique los planes sanitarios, la alimentación y los tratamientos de la mascota. 

Recomendaciones para proteger a perros y gatos del COVID-19

A esta altura de la pandemia, todas sabemos cómo debemos cuidarnos. Pero poco se sabe de las medidas de higiene y prevención que debemos tener con nuestras mascotas:

  • Los animales domésticos no requieren el uso de barbijos.
  • Cuando el perro regresa a casa luego del paseo, limpiar sus patas y su hocico con agua y un jabón para mascotas (o con una toalla humedecida con estos productos). De esta forma se evita que los virus de la calle ingresen al hogar. 
  • Jamás se debe utilizar desinfectantes, lavandina o alcohol puro ni en gel en perros ni en gatos. Pueden perjudicarlos y causar intoxicaciones. 
  • No permitir que los gatos paseen por los techos. Si bien es común que salgan a pasear por el vecindario -en especial los que viven en casas- es una práctica peligrosa: el animal no sólo puede contraer enfermedades sino que implica un mayor riesgo de accidentes y traumatismos. Por lo tanto, es preciso restringir las salidas del felino sin supervisión. 
  • Mantener una adecuada higiene y desinfección del hogar en general, en especial en los pisos. Dado que muchos productos de higiene son perjudiciales para el animal, lo ideal es realizar la higiene cuando la mascota no esté en el ambiente. 
  • Luego de acariciar a perros o a gatos o de jugar con ellos, efectuar un adecuado lavado de manos con agua y jabón. 
  • Limpiar cotidianamente los recipientes de agua y comida del animal con detergente y agua; luego enjuagar y secar bien para que no queden residuos. 
  • Mantener el lugar de descanso del animal (colchón, cucha) en buenas condiciones de higiene.
  • Lavar los juguetes de la mascota con frecuencia. 
  • En el caso de los gatos, realizar a diario una adecuada higiene de la caja sanitaria, es decir, lavarla con agua caliente y algún desinfectante, secar bien para que no queden residuos, y cambiar las piedritas.
  • Si una persona presenta síntomas o tiene diagnóstico positivo de COVID-19, debería aislarse de su perro o de su gato, tal como lo hace con el resto de sus convivientes, y evitar que ingrese al dormitorio. 

Lo ideal es que la mascota sea cuidada por alguna persona no infectada. De no ser posible, es preciso mantener una higiene estricta de los recipientes de agua y comida del animal, y lavarse muy bien las manos antes y después de estar en contacto con el mismo. Si comparten el ambiente, el tutor debe usar barbijo.

Asesoró: Veterinario Esp. Pablo Borrás MSc. Especialista en enfermedades infecciosas y parasitarias en pequeños animales. Magister en Prevención y Control de Zoonosis. @pablojborras 

Todos los derechos reservados Ahora Mamá ®

Carter's
También podría gustarte

Dejá una respuesta