La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé
NUK mamadera control de temperatura

Síntomas de embarazo… ¡en el papá!

A lo largo del embarazo, la mayoría de las futuras mamás es víctima de algunos síntomas característicos, como náuseas, vómitos, sueño, cambios en los gustos o de humor, repulsión a algunos olores, entre otros. A medida que el bebé crece, el abdomen se abulta, el peso de la mujer aumenta, siente más apetito y con frecuencia antojos. Es que durante estas 40 semanas todo se modifica y, más allá de las transformaciones que se observan a simple vista, las hormonas están en una verdadera revolución. Varias de ellas -como el estrógeno y la progesterona- se incrementan hasta límites insospechados, al tiempo que aparecen otras nuevas y algunas decrecen. Toda esta conmoción hormonal es la que provoca muchos de los síntomas típicos de la dulce espera. 

Pero lo más notable es que no solo afloran en la futura mamá, ¡sino también en muchos papás! Increíble, pero real. Desde aumento de peso, antojos y calambres, hasta molestias en los dientes, dolores abdominales y de cabeza, 9 de cada 10 hombres muestran al menos una de las señales clásicas de las nueve lunas. 

Más común de lo que imaginás, este fenómeno recibe el nombre de “síndrome de Couvade”, término que deriva de la palabra francesa couver, cuyo significado es incubar o criar. Suele aparecer en el tercer mes, y luego disminuye, para volver a surgir cuando se aproxima la fecha de parto. Lo más llamativo: se esfuma misteriosamente después de que nace el bebé.

9 de cada 10 futuros papás tienen al menos uno de los síntomas del embarazo. 

¿A qué se debe?

Está más que claro que el hombre no está “embarazado”, que dentro de su vientre no está creciendo ningún niño, y que -por supuesto- no experimenta los cambios hormonales que afectan a su pareja. ¿Por qué, entonces, tiene síntomas idénticos a los de su mujer? Para algunos se trata de cierto “sentimiento de culpa”, es decir, una especie de impotencia masculina por no poder paliar las molestias que el embarazo ocasiona a su mujer.

Otros sostienen que se trata de algo así como un embarazo “empático”, que proviene de señales químicas que envían las hormonas femeninas y que son recibidas por el hombre (sin que él lo advierta, por supuesto), lo que incrementa su deseo de protección hacia su pareja. 

Por otra parte, hay quienes están convencidos de que es una forma encubierta de celos: durante nueve meses, la mujer se convierte en el centro de mimos y atenciones, y todas las miradas se dirigen a ella. Y al padre de la criatura en cuestión, ¡nada! Probablemente por eso, algunos experimentan una especie de “mimetización”.

Y no faltan aquellos que sostienen que el futuro papá también sufre cambios hormonales, como un incremento de los valores de prolactina y cortisol, que – una vez nacido el bebé- beneficiarán la crianza. Los que defienden esta hipótesis aseguran que una concentración más elevada de estas hormonas se traduce en una mayor cantidad de síntomas a lo largo del embarazo. Pero además, en una preocupación más acentuada por el bebé en camino en comparación con otros padres con niveles hormonales menores. 

Totalmente normal

Sea por la razón que sea, es innegable que el síndrome de Couvade existe, y -como en otros ámbitos de la pareja- el diálogo es algo primordial. Si bien es la mujer quien lleva al bebé, el hombre lleva -también- muchos miedos. Por eso, es conveniente que no solo puedan hablar de qué nombre le pondrán al bebé o de qué color van a pintar su cuarto, sino de los temores que sienten relacionados con la gestación, con el parto y con el hijo por nacer. Pero además, tomando los debidos recaudos para que los “antojos” y el estado de alteración que provoca el embarazo no afecten la dieta, el día a día, y en definitiva la salud del futuro papá. 

Los síntomas más frecuentes en los futuros padres 

  • Aumento de peso
  • Baja presión arterial
  • Aumento del apetito
  • Antojos
  • Cambios de humor o de estado de ánimo
  • Calambres
  • Molestias en los dientes
  • Dolor abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea 
  • Picazón en el cuerpo

Asesoró: Dr. Mario Sebastiani, Médico Obstetra

Todos los derechos reservados a Ahora Mamá ® 

Carter's
También podría gustarte

Dejá una respuesta