La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé

Coronavirus, embarazo y niños: ¿cuáles son los riesgos?

La aparición y propagación del Coronavirus Covid-19 despierta una gran intranquilidad entre las futuras y recientes madres. ¿Cuál es el riesgo en el embarazo, en bebés y en niños? ¿Cómo protegerse?

El mundo entero está preocupado por el avance del coronavirus. Si bien se originó en China, rápidamente se expandió. ¿Por qué? Porque al ser un virus nuevo, nadie en la población tiene anticuerpos; por ende no tiene límites ni fronteras, y se generaliza pasando de continente a continente, sumando día a día suma más y más casos.

La aparición y propagación del Covid-19 despierta una gran intranquilidad entre mujeres embarazadas, bebés y niños. Lo cierto es que, al tratarse de un virus nuevo, no es demasiado lo que se sabe sobre su comportamiento en estos grupos.

Embarazadas, ¿más vulnerables?

De acuerdo con lo expresado por el UNFPA (organismo del Fondo de Población de las Naciones Unidas que se encarga de la Salud Sexual y Reproductiva) hasta la fecha no hay evidencias científicas que indiquen que las mujeres embarazadas sean más vulnerables al nuevo coronavirus, y tampoco existe evidencia alguna de que -en el caso de contraer la enfermedad- pueda contagiar al feto.

Sin embargo, los cambios físicos propios del embarazo pueden aumentar la vulnerabilidad de estas mujeres ante infecciones virales respiratorias. Por esta razón, las mujeres embarazadas que presenten enfermedades respiratorias deben recibir un tratamiento prioritario, dado que tienen un mayor riesgo de sufrir efectos adversos. Por esto se recomienda extremar las medidas de prevención.

¿Cómo prevenir el contagio del Coronavirus?

Por el momento no existe una vacuna capaz de prevenir la enfermedad. Las medidas de prevención para las futuras madres son las mismas que para el resto de la población:

  • Lavate las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol.
  • Al toser o estornudar, cubrite la boca y la nariz con un pañuelo descartable o con el lado interno del codo, para evitar la propagación de gérmenes y virus (si lo hacés con las manos, podés contaminar los objetos o las personas a las que toques después). Después de utilizar el pañuelo, descartalo de inmediato y lávate bien las manos.
  • Mantené al menos 2 metros de distancia con las demás personas, en especial con aquellas que tosan, estornuden, o tengan fiebre.
  • Evitá los lugares concurridos y las reuniones sociales.
  • Evitá saludar a las personas dándoles un beso o la mano.Evitá el contacto de las manos con el rostro (si te tocás los ojos, la nariz o la boca con las manos contaminadas, podés transferir el virus de la superficie a tu organismo).
  • Si nace tu bebé, limitá las visitas a la maternidad y a tu hogar.

Importante

Si estuviste con algún caso sospechoso o confirmado, o si regresaste de alguno de los países con circulación del virus, y tenés alguno de los síntomas característicos de la enfermedad -tos, fiebre, dolor de garganta, dificultad para respirar- solicitá atención médica de inmediato (en CABA, llamar al 107; en Provincia de Buenos Aires al 148; en otras ciudades llamar al teléfono de salud local, y no concurrir a ningún centro médico).

Coronavirus Covid-19

En caso de contagio de Coronavirus

Si una futura mamá contrae el virus debe recibir los tratamientos de apoyo recomendados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) para los pacientes adultos, siempre teniendo en cuenta los consejos de su obstetra.

¿Es preciso interrumpir la lactancia?

No, no se debe separar a las mujeres de sus recién nacidos, ya que no existen pruebas que demuestren que los virus respiratorios se puedan transmitir mediante la lactancia, tal y como indica UNICEF. Las madres pueden seguir amamantando a sus bebés siempre y cuando se tomen algunas precauciones:

  • Si la madre tiene síntomas y está en condiciones de darle el pecho: debe utilizar una mascarilla cuando esté cerca del bebé (también mientras lo amamanta), lavarse las manos antes y después de estar con contacto con su hijo o de darle el pecho; también es preciso limpiar o desinfectar las superficies contaminadas.
  • Si la mujer no está en condiciones de darle el pecho: puede extraerse la leche para alimentar con ella al bebé; debe llevar una mascarilla y lavarse las manos antes y después de realizar la extracción y de estar en contacto con el pequeño (y luego quitarse el barbijo); también debe limpiar o desinfectar las superficies contaminadas.

Cómo afecta a los niños

Los pacientes pediátricos -en especial los menores de 9 años- estarían más protegidos naturalmente contra esta enfermedad. Esto se debe a que el virus no podría ingresar fácilmente en las células respiratorias de este grupo etario.

Sin embargo -y aunque no presentaran síntomas- los niños pueden ser transmisores de enfermedades respiratorias; por esto es recomendable evitar el contacto con adultos mayores durante este período epidémico.

Por Claudia Baschera, Directora de Ahora Mamá

Asesoró:

Dr. Ricardo Teijeiro – Médico Infectólogo (MN 58065), Miembro de la Sociedad Argentina de Infectología y Director de Previvax

Fuentes:
Organización Mundial de la Salud
Fondo de Población de las Naciones Unidas


Todos los derechos reservados Ahora Mamá® 2020

También podría gustarte

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: