La mejor información sobre el embarazo, el parto y los primeros años de vida de tu bebé

Prueba Enfermedad Pie-Mano-Boca: lo que debes saber

La enfermedad Pie-Mano-Boca es una infección generalmente leve que puede afectar a personas de todas las edades, aunque es más común en bebés y niños menores de 5 años. Esta afección es causada por los virus Coxsackie A 24 y enterovirus 71, que pertenecen a la familia de los enterovirus y que tienden a propagarse en verano y a principios de otoño.

Síntomas y manifestaciones

Los síntomas más comunes de la enfermedad Pie-Mano-Boca incluyen pequeñas vesículas en la boca (parecidas a las aftas), en las manos (dedos y palmas) y en los pies (dedos y plantas), que suelen durar aproximadamente una semana. Estos síntomas pueden estar acompañados de fiebre, resfriado, tos, dolor de garganta, y ocasionalmente vómitos, diarrea, malestar y decaimiento. Aunque la enfermedad es eruptiva, se diferencia fácilmente de otras erupciones cutáneas debido a su patrón característico y al hecho de que las lesiones no causan picazón.

Transmisión y período de incubación

El período de incubación es de 3 a 6 días, y la infección puede propagarse hasta varias semanas después de su inicio. Se transmite principalmente a través del contacto con secreciones respiratorias, líquido de las ampollas, superficies contaminadas y materia fecal.

Sexado Fetal Promo AhoraMama

Complicaciones y prevención

En general, a excepción de fiebre alta y dificultades para comer debido al dolor en la boca, la enfermedad de manos, pies y boca rara vez causa complicaciones graves. En casos aislados, puede dar lugar a una meningitis viral, que evoluciona de manera benigna.

rol-abuelos

La inmunidad adquirida es parcial y solo protege contra el virus específico que causó la enfermedad, por lo que un niño puede contagiarse nuevamente con diferentes virus.

Embarazo y contagio

Si estás embarazada y tu hijo se contagia, no te preocupes, esta enfermedad no representa un riesgo para el embarazo. Sin embargo, es importante informarlo a tu obstetra.

Medidas de Prevención

Hasta el momento, no existe una vacuna para prevenir esta enfermedad. La mejor manera de protegerse es practicando una buena higiene:

  • Lavarse las manos con frecuencia, especialmente después de entrar en contacto con secreciones respiratorias y de cambiar pañales.
  • Evitar el contacto cercano, como besos y abrazos, así como compartir utensilios, ropa de cama o toallas con el niño enfermo.
  • Desinfectar regularmente juguetes, manijas de puertas, controles remotos, mesas y otros objetos que puedan estar contaminados con secreciones.

Tratamiento y cuidados

embarazo mes a mes

No hay medicamentos específicos para tratar esta infección viral, por lo que debes esperar a que el cuadro se resuelva por sí solo. Mientras tanto, puedes aliviar los síntomas:

  • Consultar al pediatra para el tratamiento de la fiebre, utilizando ibuprofeno o paracetamol según lo indicado (nunca darle aspirina).
  • Asegurarse de que el niño se mantenga bien hidratado con abundantes líquidos.
  • Ofrecer alimentos frescos, livianos y suaves para facilitar la alimentación, ya que las ampollas en la boca pueden causar molestias.
  • En cuanto al baño diario, puede realizarse sin inconvenientes teniendo cuidado de no frotar con la esponja ni con la toalla, para no romper las ampollas.

Asesoró: Dra. Cecilia Torroija, Médica infectóloga infantil 

Todos los derechos reservados Ahora Mamá ®

También podría gustarte

Dejá una respuesta